Encuentro Internacional de Desarrollo
Encuentro Internacional de Desarrollo

Encuentro realizado el día viernes 26 de junio, con personalidades de diferentes sectores productivos tanto de Venezuela como de Europa con el objetivo de explorar la situación actual de Venezuela y establecer posibles alianzas o acuerdos colaborativos en pro de una mejor Venezuela.

El análisis de las 5 líneas de acción y su progresivo desarrollo lograrán su más cabal desempeño al entender la conceptualización del sencillo, pero eficaz programa que se impulsa para apoyar a Venezuela en la ruta del crecimiento económico y social, fundamentado en un plan estratégico con objetivos claros, disruptivos, consensuados y abarcativos, fundamentado en el desarrollo del más valioso activo del país, su gente.

La diversidad económica se ha convertido en el camino al desarrollo económico y social para múltiples países. Casos como Israel, Arabia Saudita, Perú, Chile e Indonesia, se pueden mencionar como algunos ejemplos que han logrado aumentar la diversidad de sus economías, haciendo de ello un objetivo de desarrollo explícito. Es conocido que dentro de las funciones y objetivos para lograrlo, se pueden mencionar la maximización de la contribución de las exportaciones al PIB, minimizar la desigualdad social y/o la huella de carbono en la estructura de exportación de un país. Pero al referirnos al caso Venezuela se debe pensar en una estrategia que permita minimizar los plazos necesarios para activar la economía en un tiempo relativamente corto; la mejor forma de hacerlo es conectando nuevos nodos en la red existente. En otras palabras, estos nuevos nodos son elementos y actores internacionales que a través de sus vínculos permitan enriquecer la redes y canales académicos, sociales y económicos de la sociedad en Venezuela.

El análisis de las 5 líneas de acción y su progresivo desarrollo lograrán su más cabal desempeño al entender la conceptualización del sencillo, pero eficaz programa que se impulsa para apoyar a Venezuela en la ruta del crecimiento económico y social, fundamentado en un plan estratégico con objetivos claros, disruptivos, consensuados y abarcativos, fundamentado en el desarrollo del más valioso activo del país, su gente.

La diversidad económica se ha convertido en el camino al desarrollo económico y social para múltiples países. Casos como Israel, Arabia Saudita, Perú, Chile e Indonesia, se pueden mencionar como algunos ejemplos que han logrado aumentar la diversidad de sus economías, haciendo de ello un objetivo de desarrollo explícito. Es conocido que dentro de las funciones y objetivos para lograrlo, se pueden mencionar la maximización de la contribución de las exportaciones al PIB, minimizar la desigualdad social y/o la huella de carbono en la estructura de exportación de un país. Pero al referirnos al caso Venezuela se debe pensar en una estrategia que permita minimizar los plazos necesarios para activar la economía en un tiempo relativamente corto; la mejor forma de hacerlo es conectando nuevos nodos en la red existente. En otras palabras, estos nuevos nodos son elementos y actores internacionales que a través de sus vínculos permitan enriquecer la redes y canales académicos, sociales y económicos de la sociedad en Venezuela.